Fases del Diseño Web

El diseño web debe seguir ciertos pasos o recorrer ciertas fases, que le permitan obtener el resultado esperado de manera eficaz  y eficiente. Estas fases van desde comprender el tema o concepto del sitio web a diseñar, hasta la publicación del sitio.

Veremos en detalle cada una de las fases del diseño web, para brindarte una información completa.

Definición de objetivos

Este es el primer paso que se debe tomar, en el proceso de diseño web.

En esta fase debes definir de manera clara y específica cuáles son los objetivos que quieres alcanzar con el sitio web; es decir, determinar con exactitud cual es el propósito del sitio.

Debes definir concretamente el qué y el para quién, ¿A quién va dirigida? ¿En qué sitios del mundo se encuentra tu público target? ¿Qué necesita? ¿Qué espera encontrar? ¿Qué le vas a ofrecer? ¿Qué quieres conseguir con tu sitio web? ¿Qué contenidos vas a incluir? ¿Tu sitio va dirigido a un sexo en concreto? ¿A un público de edad específica? Mientras más información manejes y determines, será mucho mejor.

Por ejemplo, no es lo mismo un sitio web para un bufete de abogados, que un sitio web para venta en línea de ropa femenina. Una definición vaga o poco clara del objetivo del sitio a crear, puede llevarte al fracaso.

Esta fase es muy importante, ya que una buena definición del propósito del sitio, constituye una base sólida para el resto de las fases del diseño web. Adicionalmente, debes tener en cuenta que la definición de objetivos se debe realizar tanto a nivel general, como a nivel de cada página que conforme el sitio web. Es decir, cada página del sitio debe tener un propósito. Por ejemplo, generar confianza, que te contacten, que se suscriban a tu newsletter, entre otros.

Otro aspecto que debes considerar, es el de realizar un estudio a tu competencia. En este punto lo importante es conocer qué existe y qué puedes ofrecer que marque una diferencia.

Análisis, planificación y definición de contenido

Luego de haber detallado la información sobre el objetivo de tu sitio web, y de haber estudiado a la competencia, debes proceder con el análisis, planificación y definición del sitio.

Siempre debes intentar crear contenidos originales y únicos, que te permitan transmitir y proyectar la personalidad del sitio, así como impactar, cautivar y dejar huella en la mente de los visitantes.

Por supuesto, en esta fase del diseño web no se trata de redactar todo el contenido del sitio, se trata de definirlo, de esbozarlo y tener una idea clara de cual será la información que se le hará llegar a los clientes o usuarios.

Recuerda siempre generar contenido de gran calidad. Es muy importante que cuentes con contenido exclusivo.

Definición de las secciones del sitio web

Una vez definidos los dos primeros pasos del diseño web, puedes continuar con la definición de las secciones que conformaran el website.

Este paso lo puedes hacer utilizando papel y lápiz, o implementando algunas de las herramientas de wireframing que existen en el mercado. Sea cual sea tu preferencia para la realización del bosquejo, debes elaborar un diagrama que te permita visualizar la jerarquía del sitio web, y la forma en la que las secciones se enlazaran entre sí.

Lo importante en esta fase del diseño web, es poder obtener una visión clara de cómo estarán distribuidos los elementos del sitio, así como sus páginas.

Debes tener presente que para el caso del diseño web responsive, necesitarás elaborar varias vistas que se adapten a las pantallas convencionales de computadoras, y para dispositivos como teléfonos inteligentes, tablas, entre otros.

Desarrollar esta fase puede ahorrarte muchas horas de trabajo y correcciones, cuando te encuentres en etapas más avanzadas del diseño web.

Diseño de la apariencia del sitio web

Debes crear un diseño que le brinde una buena experiencia al usuario, y que además cumpla con los requisitos de accesibilidad y usabilidad.

En esta fase del diseño web, puedes probar con las diversas tipografías, colores, medidas, distribución y texturas, para crear una apariencia única y cautivadora. También debes tener presente que tu diseño debe funcionar correctamente en todos los dispositivos: computadoras, tablas, móviles, etc.

En esta etapa del diseño web, puedes hacer uso de cualquiera de los programas de diseño gráfico que existen como Photoshop, Fireworks, Gimp, Illustrator, entre otros.

El resultado de esta fase puede tomarse como una muestra casi exacta, de cómo será el sitio web final.

Desarrollo del sitio web

En esta fase debes pasar todo lo que has diseñado a código.

Para lograr esto debes hacer uso de la tecnología del HTML5, CSS3 y Javascript, las cuales te permitirán darle vida a tu sitio, proporcionándole la apariencia ya definida y la interactividad que deseas. Con estas herramientas creas la parte visual del website.

Otra parte fundamental de esta etapa, es la optimización de contenido por medio de títulos, etiquetas meta, descripciones de imágenes y palabras clave, lo que favorecerá el posicionamiento de tu web.

Por otro lado, también debes programar las funciones que requieras, tales como registro de usuarios, formularios de contacto, publicaciones, etc.

Validación y actualización

Luego de haber construido el sitio, es esencial que realices una validación del mismo, y en caso de requerirlo, que realices actualizaciones.  

Debes validar que el contenido sea coherente, que todos los enlaces funcionen, que la ortografía sea correcta, que la redacción sea fácil de asimilar, reducir o seccionar contenido muy extenso, probar en diferentes dispositivos, revisar que todas las funciones se ejecuten correctamente, y que funcione en todas las plataformas, entre otras validaciones.

Es recomendable para esta fase del diseño web, que cuentes con la ayuda de un tercero quién pueda detectar detalles que tal vez a ti se te pasen por alto.

Lanzamiento de la web

Una vez realizadas todas las validaciones y actualizaciones, es momento de lanzar el sitio web. Para realizar esto debes registrar un dominio, contratar un servicio de host y subir tu website.

A partir de este momento podrás ver el resultado de todo el trabajo de diseño web, y deberás continuar trabajando para mantener tu sitio.

Es recomendable que registres tu dominio antes de comenzar con el diseño web, en caso de que quieras hacer referencia al mismo dentro del contenido del sitio.

Related posts