Michelle Obama también agradece al Vicario Manuel Reyes el trato dispensado durante su visita a la Capilla Real

La primera dama estadounidense, Michelle Obama, también ha remitido al Vicario General de la Diócesis Granadina, Manuel Reyes, una carta de agradecimiento por el trato dispensado durante su estancia en Granada, donde visitó, entre otros enclaves de la ciudad, la Capilla Real de Granada.

20100930200129_imagen_extrac_1593776La mujer del presidente de Estados Unidos agradece en la misiva, consultada por Europa Press, la ayuda prestada y tiene en cuenta todo el “trabajo extra y preparación” que pudo suponer su visita. “No podría estar más agradecida por su tiempo y su esfuerzo”, señala Obama, que valora el “maravilloso viaje” de su hija Sasha y ella a Granada y agradece la “hospitalidad y generosidad” con que fueron recibidas.

“Gracias por todo su duro trabajo que hizo de esta visita una experiencia relajante y agradable. Le deseo todo lo mejor. Sinceramente, Michelle Obama”, concluye la primera dama, que visitó la Capilla Real guiada por Reyes, capellán mayor. La esposa de Barack Obama y su hija recorrieron durante una hora y cuarto la Capilla Real y la Catedral. La visita comenzó con la explicación del vicario del cuadro de los Reyes Católicos en su entrada en Granada.

El capellán mayor explicó detenidamente el significado histórico de la Capilla, especialmente el significado de los Reyes Católicos y, muy singularmente, la figura de la Reina Isabel, que goza de una gran presencia en Estados Unidos, con muchas asociaciones que la nombran con estima y con muchos monumentos y esculturas en suelo americano, ha informado el Arzobispado de Granada en una nota.

Con ocasión de su paso por la Capilla Real, Michelle Obama firmó en el Libro de Honor, en el que agradeció la grata hospitalidad y buen recibimiento que encontró durante su estancia en Granada. Su hija no quiso perder la oportunidad y también puso su nombre en el Libro, con el añadido de “Primera Hija”.