7 momentos que marcaron la historia de España

En España, puedes recibir una lección de historia mientras disfrutas de tus vacaciones. Permítanos mostrarle lugares para visitar donde podrá descubrir hitos del desarrollo humano, como los primeros humanos, el nacimiento del arte y el poder de las grandes civilizaciones.

Rastros de la cultura celta

Primero saltemos a través del tiempo y el espacio hasta Galicia, en el noroeste de España, para descubrir a los castros. Estamos en la Edad del Hierro y los castros son aldeas fortificadas que estuvieron en uso durante más de 1.000 años, desde el siglo VI a.C. hasta el siglo VI d.C.

Una de las mejores cosas de visitar estos sitios en la cima de una colina son las fantásticas vistas que ofrecen. Hay cientos en Galicia, aunque algunos de los más famosos se encuentran en San Cibrao, Viladonga, Baroña y Santa Trega. También los puedes encontrar en Asturias, donde el Castro de Coaña es probablemente el más importante.

El único templo egipcio en España

Ahora es el momento de entrar solemnemente a un templo dedicado a los dioses Amón e Isis. Podrías pensar que estamos hablando de Egipto, pero no, esto es Madrid. En el centro de la ciudad, cerca de la Plaza de España, se encuentra el imponente Templo de Debod, que se inició en el siglo II a.C. y se amplió durante el reinado de los emperadores romanos Augusto y Tiberio.

Entonces, ¿cómo acabó en la capital de España? Fue donado por el gobierno egipcio en 1968 para evitar que desapareciera bajo las aguas de la presa de Asuán. Además de estudiar las escenas pintadas en su interior, recomendamos una visita cronometrada para ver el atardecer. ¡Es bastante espectacular!

El legado del Imperio Romano: Hispania

Seguimos avanzando a lo largo de la línea de tiempo. En España, aún quedan vestigios de la colonia romana de Hispania que han sobrevivido al tiempo. Esta es la era de los gladiadores, los emperadores y las impresionantes hazañas de la construcción y la ingeniería.

Vamos a ver dos monumentos que dejarían sin aliento a cualquiera. Primero: el Acueducto de Segovia. 167 arcos de piedra sin mortero unidos por el equilibrio de fuerzas. No es sorprendente que la leyenda local dijera que había sido construido por el diablo.

Segundo: el Teatro Romano de Mérida. ¡Fue construido en 16-15 BCE, para albergar una audiencia de 6,000 personas! Un lugar mágico, donde todavía hoy se representan obras de teatro.

Ocho siglos de cultura islámica: Al-Andalus

La llegada de los invasores árabes en 711 marcó el inicio de un largo período que nos dejó impresionantes monumentos. Hemos elegido dos magníficos parajes para que los visites, ambos en Andalucía. Comenzamos por la Gran Mezquita de Córdoba, considerada como el monumento más importante del mundo islámico occidental. Su historia, del siglo VIII al XVIII, es un resumen de la evolución del estilo omeya en España. Cuando ingrese al edificio y se encuentre entre más de 1,000 columnas y arcos rojos y blancos, pensará que está en otro mundo. Muy cerca, a unos 10 kilómetros, también es una visita obligada el yacimiento arqueológico de Medina Azahara.

No muy lejos, la ciudad de Granada alberga lo que muchos creen que es el monumento más bello de España: la Alhambra. Se inició en el siglo XIII, en la época de las Taifas. Los palacios y jardines de la Alhambra son tan hermosos que te harán desear poder quedarte allí para siempre.

El tiempo de los reinos cristianos

En 1492 finaliza el período islámico con la conquista de Granada por los Reyes Católicos y el descubrimiento de América, cuando la España actual comienza a tomar forma. En las artes, España abrazaría los dos principales estilos medievales: románico y gótico.

Para el arte románico, hay una ciudad que recomendamos sobre todas las demás: Santiago de Compostela, en Galicia. Aparte de su belleza, la catedral, iniciada en 1075, tiene un estatus especial como destino final de los peregrinos que siguen el Camino de Santiago, ya que cuenta la leyenda que allí se descubrieron los restos del Apóstol.

Se construyeron iglesias góticas lo más altas posible, con enormes vidrieras. Algunos de los mejores ejemplos son las catedrales de Burgos, León y Toledo.

Hasta el infinito y más allá

Antes de convertirse en el país que conocemos hoy, España vivió el dominio de dos grandes dinastías, los Habsburgo y los Borbones. Por ejemplo, el Madrid de los Habsburgo estuvo dominado por el inmenso Alcázar, fortaleza, hasta que se incendió en 1737, para ser reemplazado por el imponente Palacio Real de Madrid y sus jardines, que aún hoy se pueden visitar.

Todos los movimientos artísticos posteriores al gótico dejaron huella en España. Desde el Renacimiento, pasando por el Barroco y el Neoclasicismo, hasta el Art Nouveau, conocido en España como «modernismo», a finales del siglo XIX y principios del XX. Este último estilo se puede ver en su máxima expresión en la ciudad de Barcelona. ¿Has visto obras maestras de Gaudí, como la Sagrada Familia, el Park Güell y la Casa Milà?

No sabemos qué grandes civilizaciones florecerán en España en el futuro. Lo que sí sabemos es que hemos visto glaciaciones, descubrimientos, diferentes culturas, diferentes formas de pensar. El viaje ha sido lleno de acontecimientos fascinantes.

Entradas relacionadas